Un siglo de arte

En el último siglo, hemos sido testigos de grandes innovaciones y hasta redefiniciones en el mundo del arte. Pero… ¿Qué es el arte?

El arte se trata de expresar lo que una persona siente a través de una infinidad de formas y técnicas. El arte es la capacidad que tiene un hombre para representar sus sentimientos, emociones y percepciones acerca de sus vivencias y su creatividad.

A lo largo de la historia, la palabra arte se ha ido expandiendo por todo el mundo en todas sus formas. Antiguamente, cuando alguien hablaba de arte, solo daba a entender algunos aspectos de éste, como la pintura y el dibujo. Hoy en día esta palabra abarca mucho más que eso.

En el siglo XIX se creía que la escultura, y el arte en general, habían agotado sus opciones, luego de tantos grandes artistas y movimientos. Se creía, en cierta medida, que sería muy difícil, o casi imposible, superar las grandes obras maestras que nos habían legado.

Sin embargo, y justamente por esta premisa, es que el arte buscó superar sus propias fronteras, y en el siglo XX hasta nuestros días, se ha visto una verdadera explosión de innovaciones y redefiniciones del arte mismo.

Comenzando con la época de la Posguerra, donde la máquina se convirtió en tema preponderante, y el cambio de perspectiva que propuso Picasso con el Cubismo, se sentaron las bases para tantos otros movimientos y geniales experimentos artísticos.


 

Cubsimo

Señoritas de Avignon, de Picasso. Foto realizada por Mercedes Bosquet en el MOMA



Luego del Cubismo, también llegaría el Surrealismo, el Pop-Art y el Posmodernismo. Luego de que grandes maestros como Picasso, Dalí, Warhol y tantos otros se hicieran mundialmente famosos por sus innovaciones y particulares estilos, para el 1970 el arte contemporáneo se tornó incrementalmente más experimental.


 

arte6

La botella de Coca-Cola figura en el MoMA, Museo de Arte moderno en New York, por ser un excelente
objeto de diseño y un producto de contemplación universal. Foto realizada por Fen Mugüerza



 

Si nos detenemos a analizar más detalladamente esta verdadera revolución que inició hace aproximadamente un siglo, encontraremos también en su amanecer al escultor rumano Constantin Brancusi, quien redefinió tanto para su generación como para toda generación futura el significado de la escultura.

Hasta entonces, las esculturas eran lo que podría considerarse como representación realista de sus sujetos. Las esculturas clásicas y tradicionales reflejaban más bien una forma visual tradicional. Sin embargo, Brancusi fue quien comenzó a generar representaciones metafóricas a través de sus esculturas, en lugar de únicamente representar lo que el ojo veía. Sus esculturas eran más bien minimalistas e interpretativas.


Atelier Brancusi. Foto realizada por Thor



Con esta visión tan única y particular, se inspiraron sus contemporáneos para comprender que el arte podía representar a la realidad de muchas formas diferentes. Podemos mencionar al respecto también a su aprendiz, Isamu Noguchi, y posteriormente Henry Moore and Barbara Hepworth, quienes comenzaron a explorar las aplicaciones del espacio negativo, perforando el molde de la escultura y utilizando ese vacío como parte de la obra.

 

De esta forma, se sentaban las bases para nuevos e imaginativos horizontes, donde ya el artista no estaría limitado solamente por lo que podía observar en el sujeto, sino que únicamente su imaginación era su límite. Hace un siglo, comenzaba una revolución artística que sigue asombrando cada día.


arte2


 

IMG_2667

 


arte3

 

Deja una Respuesta