Sabina von Steinbach la primera mujer escultora

primera escultora

¿Mito o realidad?

¿Es verdad que Sabina von Steinbach fue la primera escultora en la historia?

A lo largo de la historia ha habido muchas mujeres pintoras, incluso los artistas prehistóricos son mujeres. Según nationalgeographic, un estudio reciente dice que las mujeres podrían ser las autoras de la mayoría de las pinturas rupestres conocidas (hace 12.000 – 40.000 años), acabando así con la idea, asumida por muchos expertos, de que los artistas eran principalmente hombres.

Pero…¿quién fue la primera mujer escultora?  Se habla de Sabina von Steinbach como la primera mujer escultora que la historia nos ha dejado.

La primera mención sobre esta escultora es de 1617 escrita por Schadeus que dice que la torre de la Catedral de Estrasburgo fue realizada por el arquitecto Erwin von Setinbach, y que éste fue ayudado por su hija Sabina, que era escultora.

Sabina von Steinbah nació a finales del siglo XXIII, hija del arquitecto y maestro de obras Erwin von Steinbach, quien estuvo a cargo de la construcción de la entrada Sur y la torre de la Catedral de Notre Dame de Estrasburgo, en torno a los años 1277 y 1318. Le atribuyen varias esculturas del pórtico de la catedral de Estrasburgo.

Se sabe que al menos son obras suyas dos estatuas de mujeres que representan una a la iglesia y otra a la sinagoga, cerca de la entrada sur de la Catedral.

Pórtico Sur Iglesia

Pórtico Sur Sinagoga

A la muerte de su padre Sabina se hizo cargo de la obra hasta su conclusión.

Posteriormente se trasladó a París y vivió como el resto de los masones de la época, en los poblados que éstos constituían en las inmediaciones de las catedrales en construcción. Allí esculpió algunas de las estatuas de Notre-Dame, en especial la de aquella joven de largo pelo sosteniendo las herramientas propias del oficio de escultora. La tradición cuenta que esa imagen es de ella misma.

No hay que sorprenderse al encontrar mujeres en la Edad Media encargadas de tareas reservadas más bien a los hombres, ya que en las corporaciones de arquitectos y picapedreros encargados de las construcciones de catedrales, se admitían como alumnos tanto a hombres como a mujeres, por lo tanto, no es de extrañar encontrarse a una Maestra Constructora como Sabina.

Hay dos posibles finales en esta historia:

  • Pudo ser realidad pero todo parece indicar que fue una leyenda ya queel estilo de las figuras indica una fecha de alrededor del año 1225, mucho antes de la muerte de su padre en torno a 1318, y desde luego mucho antes del nacimiento de Sabina, si tenía en realidad existía. La leyenda de Sabina surgió de una mala traducción de una inscripción en el portal que da nombre a un Sabina como el donante de la piedra caro(Stein) a partir del cual se cortaron las esculturas. Este error de traducción fue elaborada por un cronista del siglo XVI en la leyenda que ha llegado hasta nosotros.
  • La historia de Sabina de Pierrefonds fue premeditadamente silenciada por el francmasón Albert Gallatin Mackey en su Enciclopedia del siglo XIX y peor aún, pretendió crear otra historia sustituta, aduciendo que fue el hijo Jean Erwin quien sucedió a Erwin von Steinbach, considerado indiscutiblemente el Gran Maestro fundador de la masonería franco-alemana. Mal que le pesa a muchos es la existencia innegable de Sabine, maestra constructora e imaginera. Son sus obras las que dan testimonio de ella mas allá de las negaciones, supresiones y olvidos.

¿Qué es lo que crees tú? Puedes dejarme un comentario.

Estatua erigida a Sabina en reconocimiento de su participación en la construcción de la Catedral de Estrasburgo

Deja una Respuesta