Frida Kahlo: una vida de arte y sufrimiento

“…Pies, ¿para qué los quiero

si tengo alas para volar?”

Cita extraida del diario de FRIDA KAHLO

Frida Kahlo luchó por sus sueños, por la felicidad y por el amor.

Se sostuvo en pie ante toda adversidad, ensalzando simplemente su vida a través de su arte.

Una de las musas que ha tenido la historia del arte de todos los tiempos, es la del sufrimiento.

Pruebas de ello son: la vida de Van Gogh en la pintura, la de Camille Claudel en la escultura y la de Arthur Rimbaud en la literatura.

En las artes de Latinoamérica, una de las figuras más representativas de esa abrumadora inspiración que produce el sufrimiento es la mexicana Frida Kahlo, que hoy es todo un icono de la pintura de su país y del resto del mundo.

Su vida estuvo plagada de un calvario permanente, en que precisamente, el arte se convirtió en un sedante, al que acuden todos los artistas, como la única manera de sobrevivir a las inclemencias de la vida.

Frida no fue una artista precoz, no nació con un talento innato.

Ya a los 6 años tuvo la poliomielitis, y luchó no sólo por sobrevivir por su vida, sino también por su integridad emocional al tener que convivir con las secuelas físicas que esta enfermedad le dejó.

Pero fue el 17 de septiembre del año 1925 en el que un accidente de tráfico  le cambio por completo su vida. El choque entre un tranvía y el camión en el que viajaba con su primer novio le obligó a una larga convalecencia.

Al respecto, Frida comentaba que habría sido esta la forma brutal en la que había perdido su virginidad. Este accidente le afectó la columna vertebral, la pelvis y la matriz.

Durante su convalecencia aprendió a convivir con el aburrimiento, y con las acuarelas de su padre empezó decorando sus corsés y pequeños lienzos.

Su madre mandó hacer un caballete especial para que ella pudiera pintar acostada y allí pintó sus primeros autorretratos.

Según las propias palabras de Frida:

«Me pinto a mi misma porque estoy con frecuencia sola y porque soy la persona a la cual mejor conozco»

Durante estos años aprendió la habilidad de expresar su mundo interno. Nunca nadie con un pincel demostró el miedo, el amor, el dolor como la insuperable FRIDA KAHLO, ella nunca se rindió.

Cuatro años más tarde de aquel grave golpe, esta mujer que solía vestirse con ropas indígenas mexicanas, contrae matrimonio con el pintor Diego Rivera, quien sería otro de los grandes tormentos de su vida.

“Sufrí dos graves accidentes en mi vida… Uno en el cual un tranvía me arrolló y el segundo fue Diego”

Fue su talento lo que la unió al gran amor de su vida Diego Rivera; un amor tormentoso lleno de infidelidades.

Frida intento tener hijos pero no pudo debido al accidente que había ocurrido en su juventud, los médicos sentenciaron que no sería capaz de concebir jamás.

Durante este periodo sus oleos demuestran el gran dolor que esto le ocasiono, sufrió múltiples abortos.

“Henry Ford Hospital” Óleo sobre metal – 30,5 x 38 cm – Colección de Dolores Olmedo Patiño
Ciudad de México, México

Por este tipo de cuadros se le encasilla en el movimiento surrealista. En 1935 André Bretón califica su arte como surrealista del más alto nivel, a lo que Frida Kahlo contesta:

“Yo no pinto sueños… pinto mi realidad”

Ella insiste que no era ese el enfoque de sus obras. Después de vivir un año en París rodeada de surrealistas  escribió sobre dicho movimiento: “No puedes imaginarte lo joputas que son esta gente; me hacen vomitar. Son tan condenadamente intelectuales y degenerados, que ya no los aguanto más.”

Durante su vida, la artista realiza tres exposiciones: una en Nueva York, otra en la Galería de Lola Álvarez Bravo, en México, y una más en París.

El Museo del Louvre adquiere entonces uno de sus autorretratos más cotizados.

A pesar de todo el tormento, la última obra de Frida Kahlo da una prueba de la resistencia que debe estar en toda persona y de cómo el ser humano debe sobreponerse a todos los problemas que implica la vida.

Se trata de un hermoso y sencillo bodegón protagonizado por sandias, en una de las cuales aparte de su firma escribió las palabras VIVA LA VIDA, el mismo nombre del cuadro.

Un cuadro sencillo, pero muy emblemático, elaborado ocho días antes de su muerte, como si este fuese una advertencia de que el final de la vida es un paso más y que todo sufrimiento puede liberarse y purgarse a través de la pasión por las artes.

Viva la vida de Frida Kahlo

“Viva la Vida” fotografía realizada por Jen Wilton

Frida Kahlo muere en La Casa Azul el 13 de julio de 1954, cuando el Instituto Nacional de Bellas Artes le preparaba, como homenaje nacional, una muestra retrospectiva.

  • Hoy su obra se ha colocado en un lugar importante en el mercado del arte.
  • Sus cuadros se encuentran en numerosas colecciones privadas de México, Europa y los Estados Unidos.
  • Su personalidad ha sido adoptada como una de las banderas del feminismo internacional.
  • Frida Kahlo se ha convertido en una leyenda, en un referente cultural que rebasa el mito que la pintora creara de sí misma.

1 Comentario

  1. amaranta diaz Sep 19, 2017 - 04:53 PM

    pies para que los quiero sin tengo alas para volar! una de mis frases favoritos de la mejor artista y pintora de latinoamerica!!!! me encanta su expresion artistica, su surrealismo! sus retratos. en mi lista de artistas estan pollock, yayoi Gabino Amaya, cruz Diez y Frida definitivamente! me encantan ah y claro da vinci y picasso!

    Reply

Deja una Respuesta